domingo, 13 de junio de 2010

watch like a crow


(...)
Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.
Aún sigue posado, aún sigue posado
en el pálido busto de Palas.
en el dintel de la puerta de mi cuarto.
Y sus ojos tienen la apariencia
de los de un demonio que está soñando.
Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama
tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,
del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,
no podrá liberarse. ¡Nunca más!
E.A.Poe

martes, 8 de junio de 2010

Lampiridos voladores

...y de un súbito bocado, se armó una flamante dentadura luminosa....